Buscar Noticias

Desde la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de Concepción del Uruguay se recuerda a nuestros convecinos Raúl René De Sanctis desaparecido en  el mes mayo de 1977 – Nº de legajo Conadep: 320- y Manuel Liberoff desaparecido el mismo mes pero de 1976  – Nº de legajo Conadep 3600-.

 

De Sanctis nació en nuestra ciudad el 29 de julio de 1954, de pequeño se mudó con su familia a la ciudad de Rosario, cursó sus estudios secundarios en el Colegio San José de los curas salesianos, donde también participaba en los grupos de jóvenes. Comenzó la carrera de Antropología en la Universidad Nacional de Rosario y era obrero en la  empresa metalúrgica Acindar. Militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) y de Montoneros.

Tenía 22 años cuando fue secuestrado–desaparecido por el terrorismo de estado en la estación de trenes de Campana, provincia de Buenos Aires. Estaba casado con Miryam Ovando, quien estaba embarazada de seis meses cuando fue secuestrada. La hija de ambos, Laura Catalina De Sanctis, nació en cautiverio en julio de 1977. Laura fue localizada el 8 de septiembre del 2008, ocupa el lugar 94 entre los nietos recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo. Su abuela materna que emprendió la búsqueda no alcanzo a abrazar a su nieta. Sus padres permanecen desaparecidos.

 

Manuel Liberoff

Manuel Liberoff nació el 31 de marzo de 1921 en nuestra ciudad, cursó sus estudios secundarios en el Colegio del Uruguay J.J de Urquiza. Se graduó de Doctor en Medicina en Uruguay en 1949, donde residía desde 1944. Se casó en Uruguay, con Silvia Nemirovsky, Argentina.

Vivió y ejerció la medicina en la popular zona de camino Carrasco, en Montevideo, Uruguay. Desde 1952 fue directivo del Sindicato Médico de Uruguay y fundador de las Asociaciones de la Enseñanza Secundaria. Como militante era miembro del Partido Comunista Uruguayo. Fue detenido el 12 de julio de 1973 en su domicilio de Montevideo. Permaneció en un cuartel del kilómetro 14 del Camino Maldonado. El 7 de noviembre de 1973 es expulsado de ese país revocando su ciudadanía uruguaya con el acuerdo del “Consejo de Estado”.

Residiendo en nuestro país nuevamente, fue secuestrado en Buenos Aires en mayo de 1976. Su caso es un claro ejemplo de lo que fue el Plan Cóndor para Latinoamérica. Un grupo armado de 25 argentinos y uruguayos derribaron la puerta de su domicilio, golpearon y amenazaron a la esposa y a sus dos hijas de 15 y 17 años y se lo llevaron. Luego robaron objetos y documentos de la familia. El estado argentino lo reconoce como desaparecido recién en 1997 y su desaparición es investigada por la justicia en Argentina y Uruguay.

Joomla templates by Joomlashine